Un viaje por Colombia con niños

Un viaje por Colombia con niños

Muchos amigos y parientes nos han dicho que estamos locos. ¿Cómo podéis viajar a Colombia? Y con tres hijos! ¿Qué tan irresponsable sois? En Colombia hay guerra y crimen! ¡Ahí no se puede ir!

 

¿Cómo se os ha podido ocurrir la idea de viajar a Colombia con niños?

Admito que yo también pensé, antes de empezar a tratar intensivamente con Colombia, que Colombia no era un país adecuado para viajar con una familia. En realidad, fue una coincidencia lo que nos llevó allí. Queríamos viajar a América Central o del Sur y conocer un continente nuevo para nosotros. Así que le escribí a un amigo de la escuela que había estado viviendo en Bogotá durante muchos años para pedirle consejo. Su respuesta fue: “¿Por qué no vienes a Colombia?” No había tenido la idea antes y en el primer momento el pensamiento me pareció casi absurdo. Sin embargo, me senté, leí entradas en blogs, artículos de periódicos y todo lo que cayó en mis manos sobre Colombia. Cuanto más leía sobre el país, menos absurda me parecía la idea. Lo que leí y oí no se correspondía en absoluto con la imagen, que se me había quedado grabada en la cabeza sobre Colombia. Después de muchas conversaciones con los niños y entre nosotros los padres estaba claro: ¡nos vamos a Colombia! Y no, no somos padres irresponsables en absoluto. Hemos preparado el viaje muy minuciosamente, incluyendo consejos médicos y citas de vacunación.

Y entonces llegó el gran día de la partida. Rara vez he estado tan emocionado antes de un viaje como antes de este. Pero al mismo tiempo estaba increíblemente feliz y todos estábamos muy entusiasmados con lo que nos esperaba.

dsc_4955

 

Y así es como fue realmente…

Después de un largo vuelo llegamos a Bogotá por la tarde. Nuestro amigo nos recogió y nos llevó a un bonito hotel en el casco antiguo. La primera impresión fue muy positiva y eso continuó el día siguiente. En nuestro recorrido por un mercado local fuimos recibidos una y otra vez con un alegre “Bienvenido a nuestro país”. Un viaje no puede comenzar de una manera más hermosa!

En un tour en bicicleta de montaña y jugando al tejo, nos sumergimos en la metrópoli sudamericana. En el monte Montserrate nos sorprendió el enorme mar de luces de esta apasionante ciudad. Fue amor a primera vista!

En las aproximadamente 2 semanas y media hemos experimentado mucho y visto mucho.  ¡Muchísimo!

En Villa de Leyva exploramos la región en bicicleta de montaña y visitamos el centro astronómico de los indios Muisca.

En la zona cafetera nos metimos en el papel de recolectores tradicionales de café en una finca de café.

Con los Jeeps Willys fuimos llevados desde Salento hasta el valle del Cocora. Allí plantamos una Palma de cera del Quindio, el árbol nacional de los colombianos y exploramos el valle a caballo.

Willy Salento

Condujimos a lo largo de la Panamericana, a través del fascinante mundo montañoso de los Andes. Ante nosotros una y otra vez jóvenes y niños, que se subieron a los camiones o incluso se engancharon montados en bicicleta. ¡Una experiencia muy aventurera!

Medellín, enclavada en las montañas, nos sorprendió como una ciudad viva y colorida.

Visitamos las antiguos zonas de conflicto y nos asombramos de lo que son hoy en día. Barrios donde la vida sigue su curso normal. Donde los niños juegan felices en la calle. Nos fascinaron especialmente los graffiti coloridos y artísticos y las figuras del artista Botero que se pueden ver en la ciudad.

Hemos cabalgado a través de la selva profunda del Parque Nacional Tayrona, acompañados por monos que trepaban en los árboles sobre nosotros.

En Cartagena aprendimos a bailar salsa y nos contagiamos de la alegría de vivir de los suramericanos.

dsc06344

En la pequeña isla de Mucura, en el archipiélago de San Bernardo, encontramos un pequeño paraíso, en el cual podíamos relajarnos en las hamacas después de los viajes un poco agotadores. Disfrutamos de las puestas de sol bajo las palmeras y los peces de colores nadando en el agua cristalina que nos rodeaba.

La diversidad escénica de Colombia nos ha abrumado. Las regiones son increíblemente diferentes y cada una de ellas es fascinante a su manera.

En el camino nos encontramos con mucha gente amable y de mente abierta y probamos frutas dulces desconocidas para nosotros. Colombia nos ha impresionado con su actitud positiva hacia la vida. En todo el país hemos sentido mucha esperanza y confianza. La gente se alegra de que se hayan dado los primeros pasos exitosos para dejar atrás el pasado oscuro.

A pesar de toda la belleza, también hemos visto el otro lado de Colombia. Mucha pobreza. En Cartagena, en una barriada, fuimos huéspedes de una escuela construida por una mujer italiana y financiada exclusivamente con donaciones. La cordialidad y la alegría de los niños nos ha abrumado y también el compromiso de la gente de allanar el camino para que los niños salgan de la pobreza.

dsc_4512

 

Nuestra conclusión:

Colombia es un destino muy apropiado para viajar con niños. Como familia fuimos recibidos en todas partes con los brazos muy abiertos y nos sentimos bienvenidos. Para nosotros y los niños fue un viaje inolvidable con innumerables impresiones únicas. En ningún momento nos sentimos inseguros o amenazados de ninguna manera.

También las condiciones higiénicas en los viajes eran totalmente aceptables y no tuvimos restricciones por cuestiones de salud.

Pero por favor, no viajes con los ojos cerrados. Hay áreas que debes evitar a toda costa y también debes prestar atención a tus pertenencias. Siempre preguntábamos a los lugareños a qué atenernos y nos ha ido muy bien con sus consejos.

Colombia no es desde luego un destino familiar clásico, pero un destino que podemos recomendar con mucho entusiasmo a todas las familias!

Y no, no somos ni locos ni irresponsables, ¡pero afortunadamente capaces de superar los prejuicios!

 

Sobre nosotros:

Somos una familia suiza amante de los viajes, con tres hijos, ahora ya más bien tres adolescentes (13, 15 y 18 años). Siempre hemos viajado mucho y nos encanta descubrir este mundo juntos. Después de algunos viajes a Asia, especialmente nos gusta Tailandia, este viaje a Colombia fue nuestro primer encuentro con el continente sudamericano – el primero – pero definitivamente no el último!

Descubre más sobre nosotros y nuestros viajes en nuestro blog de viajes familiares www.patotra.com

 

También puedes echar un vistazo a los perfiles del blog de Ellen www.patotra.com en Facebook, Twitter e Instagram .

 

Autora: Ellen von Patotra

Antwort hinterlassen

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestro boletín para recibir nuestro planificador de viajes de tres semanas en Colombia ¡Además de una semana extra adicional!

*¡No te olvides de revisar tu fichero de spam!